Primer niño en recibir la eutanasia en Bélgica

El niño (cuya identidad es protegida) sufría una enfermedad incurable y el mismo solicito la eutanasia. y como ya lo estarás imaginando los deseos del menor fueron concedidos (bajo la supervisión y autorización de sus padres), el pequeño murió el 12 de septiembre del año en curso.

Bélgica legalizó la eutanasia en 2002 para quienes tienen “sufrimiento físico o mental constante e insoportable que no pueda ser aliviado”.

En 2014, el proyecto de ley extendió el “derecho a morir” a los menores de 18 años. Sin embargo, se impusieron estrictas condiciones adicionales, incluyendo juzgar si el niño era capaz de entender lo que significa la eutanasia.

Una muerte asistida solicitada por un menor debe tener el consentimiento de los padres o tutores. Bélgica es el único país que permite la eutanasia para niños de cualquier edad.